sisters of the INCARNATE WORD
and   BLESSED SACRAMENT

Nuestra Historia

Desde el principio de los tiempos, el amor de Dios estuvo presente en la Palabra creadora, redentora y santificadora. En la plenitud de los tiempos, el amor de Dios se hizo presente, con y en la Persona de Jesús, a través del Verbo Encarnado, que fue enviado a habitar entre nosotros.Jeanne Chézard de Matel, en la Francia del siglo XVII, fue llamada por Dios para fundar la Orden del Verbo Encarnado, dedicada a caminar en el camino de Jesús, el Verbo hecho de carne, y proclamar la presencia de Dios siendo un evangelio de amor. Ella entendió que Jesús le dijo: "... te he destinado a instituir una Orden en mi nombre que honrará a mi Persona, Encarnada por amor a la humanidad". (Autobiografía)

Nuestra Fundadora

Jeanne
OurStory-img2.jpg

Jeanne Chezard
de Matel

Nacida en Roanne, Francia, en 1596, Jeanne Chezard de Matel fue llamada por Dios para ser fundadora, mística, autora, maestra, directora espiritual y teóloga, en un momento en que las mujeres no eran muy reconocidas en ninguno de estos roles. Enamorada del Verbo Encarnado, ella persiguió apasionadamente el deseo de su vida de "extender el misterio de la Encarnación" al fundar la Orden del Verbo Encarnado y el Santísimo Sacramento en 1625. Ella entendió que su vocación y la vocación de las miembros de la Orden debían ser contemplativas y apostólicas; un llamado a encontrar la amorosa Palabra de Dios encarnada en Jesús, y luego encarnar esa Palabra en el ministerio. La vida de Jeanne estuvo llena de dificultades, oposición, períodos de oscuridad y mucho sufrimiento. Pero fue a partir de estos ingredientes de su vida humana fortificada por la alegría que experimentó en su relación con el Verbo Encarnado que Dios formó y forjó a la mujer en la que Jeanne se convirtió.